jueves, 30 de diciembre de 2010

En Filipinas quiero enterrarme: pocker y alcohol en el cementerio!

La celebración del Día de Todos los Santos convierte los cementerios de Filipinas en una gran fiesta en la que no faltan enormes cantidades de alcohol, encarnizadas partidas de póquer e incluso competiciones de karaoke.
Cada primero de noviembre, los camposantos se transforman en un alborotado mar de cirios, ramos de flores y toldos que las familias colocan sobre las tumbas de sus seres queridos, donde pasan la jornada entera.
El habitual sosiego de estos lugares deja paso a una algarabía en la que se mezclan los gritos de los siempre numerosos niños con los rezos y las ruidosas conversaciones de los adultos.
En el cementerio de Mabalacat, 90 kilómetros al norte de Manila, los más previsores prepararon desde ayer su visita, limpiaron las lápidas de sus seres queridos y adecentaron el lugar para pasar la jornada de hoy.
Reggie Ortanez, uno de los más madrugadores, montó guardia anoche frente a la tumba de sus padres, sentado en una silla de playa y con las provisiones necesarias para entretenerse hasta que su hermano le releve de madrugada: cigarrillos, cervezas, brandy y una enorme bolsa de cortezas de cerdo, "chicharron" en tagalo.
Cuando le recuerdan que la ingesta de alcohol está prohibida en el camposanto, Reggie señala el pequeño cerco de cuerdas que ha montado alrededor de las dos tumbas y responde sin perder la sonrisa.
"Éste es mi territorio, estoy velando a mis muertos y nadie me puede decir lo que tengo que hacer", afirma.
A primera hora de la mañana, las familias más preparadas desplegaron hoy sus mesas de cámping, mientras que otras se conforman con una lona en el suelo y colocan sobre la lápida una ingente cantidad de comida y bebida.
Bajo un calor sofocante, las mujeres conversan y se ponen al día de los asuntos familiares, los hombres juegan al póquer y los niños se divierten fabricando enormes bolas de cera con los restos de los cirios que se desparraman sobre las lápidas.
"Cuando era pequeño, hacía lo mismo y era divertido, pero ahora nos pasamos el día en una esquina, asados de calor y deseando que se termine, sólo los más mayores y los niños disfrutan", se lamenta el joven Jeff Ventura mientras engulle un enorme plato de espaguetis con salsa de tomate dulce, la que más gusta a los filipinos.
De vez en cuando, la música hipnótica del heladero rompe la rutina y saca a los niños de su mundo de juegos.
Pero no es el único que hace negocio: desde la noche anterior, las entradas a los cementerios se llenan de tenderetes y puestos de comida entre los que no faltan algunas de las más exitosas franquicias de comida rápida, omnipresentes en el archipiélago.
"No hemos vendido casi nada aún, pero todavía puede animarse", comenta Julie Sarmiento ante los pinchos de carne y perritos calientes que se amontonan en el puesto que ha montado con su hermana.
La mayor parte de las familias no se conforman con visitar un sólo cementerio sino que hacen una ronda por todos en los que reposan los restos de algún familiar para terminar la jornada en el más grande de la zona, por el que es imposible transitar.
Cuando los efectos del alcohol se disparan, los más animados se atreven a interpretar, micrófono en mano algunas de las baladas románticas más populares en el karaoke.
El punto álgido de la fiesta llega a la caída del sol, y después va apagándose a medida que avanza la noche, igual que las velas para que al día siguiente no quede más que una descomunal cantidad de basura para acompañar a los difuntos. EFE esj/csm/jac

Cementerios verticales...muertes de altura

Un edificio que, simbólicamente, actúe como vínculo entre el cielo y la tierra, y donde los difuntos descansen en paz ocupando poco espacio y respetando el medio ambiente. Éstas son las principales ideas del proyecto «Moksha Tower» desarrollado por dos estudiantes del Instituto Tecnológico de Illinois (EE UU) para la ciudad india de Bombay. La densidad de esta población deja poco espacio para los vivos, y mucho menos para los muertos. Con más de 20 millones de habitantes, la densidad de Bombay es de 0,12 m2 por cada 1.000 habitantes, lo que promueve la urgente necesidad de buscar soluciones de espacio, como un cementerio vertical. Con el apoyo financiero del «Consejo de Rascacielos y el Hábitat Urbano» (Ctbuh, en sus siglas en inglés), Yalin Fu y Lin Ihsuan han diseñado un verdadero jardín vertical. Su fachada está formada por varias capas: una piel exterior de vegetación, vidrio, otra capa de plantas, material de tejido y una estructura metálica de acero. Como explican los promotores del proyecto, se ha hecho especial hincapié en «la relación del rascacielos con el lugar y el medio ambiente, teniendo en cuenta el clima y la sostenibilidad», pero además, se ha incluido la tecnología de las granjas verticales para ayudar a aliviar los problemas ambientales relacionados con el espacio y la energía. «Los acuíferos verticales ayudan a recoger el agua de lluvia y su reutilización para ayudar a resolver el creciente deterioro mundial de los recursos hídricos. La tecnología del edificio también abarca las energías renovables con la implantación de parques eólicos y placas solares», detallan los arquitectos. Multicredo El fin de la torre es satisfacer las necesidades del proceso de enterramiento de varias culturas, todo traducido en un contexto urbano. De este modo, el rascacielos cuenta con las instalaciones necesarias para que musulmanes, cristianos, hindúes y parsis, puedan celebrar sus ceremonias religiosas, liberando a la vez una cantidad significativa de espacio para los vivos. Pero eso no es todo: el cementerio cuenta además con numerosos espacios verdes como jardines y parques abiertos para el público en general, que ayudarán a absorber el CO2 de la ciudad y a reducir el efecto de «isla de calor». El edificio se divide en cuatro plataformas principales. La planta baja está dedicada a la cultura hinduista e incluye una sala de oración, un espacio para la cremación y un río para depositar las cenizas de los difuntos. El siguiente nivel corresponde a los musulmanes, con instalaciones para celebrar el ritual del lavado, envolver el cadáver y enterrarlo con la cara mirando a la Meca. Todo sin ataúd. Para los cristianos, el edificio cuenta con una capilla, zonas de oración, rezo y culto al cuerpo así como nichos para el entierro. Y por último, en las plantas superiores, se encuentran las instalaciones para los parsis, como se les conoce a los zoroastrianos en la India. A diferencia del resto de culturas, aquí la cremación y el entierro del cuerpo no están permitidos. Los parsis llevan a sus muertos a las «Torres del Silencio», donde los buitres comen los cuerpos. Por esta razón, el rascacielos tiene instalada en su azotea una torre del silencio. Una vez que los huesos toman el color blanco, por la intervención del sol y del viento, son arrojados al osario ubicado en la parte central del edificio. Eso sí, este cementerio permite el almacenamiento de los muertos sólo durante un período de tiempo cinco o diez años) con el fin de garantizar la capacidad del edificio para dar cabida continuamente a los fallecidos. Los diseñadores de esta torre muestran preocupación por la huella de carbono que deja el manejo de los muertos. Hay que tener en cuenta que tanto la cremación de los cuerpos como los enterramientos tienen un importante impacto en el medio ambiente. Un estudio elaborado en el cementerio australiano Centennial Park asegura que las chimeneas de las incineradoras emiten 160 kilos de CO2 por cuerpo, mientras que enterrar a una persona implica 39 kilos, a lo que hay que sumar el mantenimiento y el impacto ambiental de los ataúdes de madera y los productos químicos que utilizan en su tratado. Otro dato interesante: en Gran Bretaña, la quema de empastes dentales en hornos crematorios representa una quinta parte de las emisiones de mercurio del país. Y no es el único elemento que podemos encontrar en el interior de un cuerpo que pueda dañar el medio ambiente: los marcapasos con pilas o incluso elementos tóxicos derivados de una quimioterapia pueden hacer mucho daño cuando el cuerpo se quema o se entierra. Por eso, estos jóvenes arquitectos proponen adoptar nuevas tecnologías en el sistema de manejo de los muertos con el fin de disminuir la contaminación urbana que a menudo se produce en los cementerios tradicionales. Por todo el mundo En la ciudad de Tokio, Japón, podemos encontrar la necrópolis Kouanji, un edificio de seis plantas preparado para albergar hasta 100.000 difuntos. Aquí todo está automatizado gracias a una tarjeta magnética identificadora. Los familiares pueden honrar así sus cenizas mediante un sistema que localiza la urna, y mediante un sistema de brazos mecánicos la lleva hasta la habitación del duelo. Brasil cuenta con el cementerio vertical más alto del mundo. Se trata del Memorial Necrópolis Ecuménico y se encuentra en la ciudad de Santos. Esta necrópolis lleva funcionando desde 1983 y está formada por tres edificios a diferentes alturas –el más alto mide 108 metros (40 pisos)– que pueden albergar hasta 40.000 nichos. Con unos servicios equiparables a un hotel de cinco estrellas, el Memorial se encuentra rodeado de jardines con animales exóticos y una laguna interior con peces multicolores. También existe la opción australiana: enterrarse de pie. En el Darlington Cemetery Trust, al oeste de Victoria, se está construyendo un área de cuatro hectáreas para albergar 40.000 cuerpos. Aquí no existen tumbas horizontales, sólo agujeros cilíndricos de tres metros de profundidad. Los cuerpos no se introducen en ataúdes, sino en bolsas biodegradables, y en cada tumba se planta después un árbol. Sin duda, la opción más ecológica para pasar a la otra vida.

En Bolivia las ñatitas de difuntos


Cementerios de las ciudades de El Alto y La Paz son visitados por centenares de familias que buscan la bendición sacerdotal para sus “ñatitas” en la fecha de finados, llevadas en urnas, a pesar de que desde 2008 este ritual fue prohibido por los líderes católicos.
Para creyentes como David Mamani, los cráneos humanos protegen de robos y actos de envidia a quienes los veneran una semana después del Día de Difuntos, fiesta en la que en varios países latinoamericanos se vive la creencia de que los muertos hacen una visita a sus seres queridos.
“Es una tradición que cultivamos en mi casa desde hace 10 años. Manuel (cuya calavera conserva en casa) me ayudó mucho, por eso le rindo culto”, afirmó.
Adornada con flores blancas y moradas, en una caja de cartón y con un cigarrillo en la boca, otra calavera, de alguien que en vida se llamó David, fue llevada hasta un camposanto donde sus deudos rezaron plegarias cristianas.
El culto a las calaveras, renacido en las dos últimas décadas en el occidente andino de Bolivia, parece consolidarse pese a la aparente oposición de vastos sectores de la población mayoritariamente católica.
Muchas personas aseguran que las “ñatitas” que tienen en sus domicilios no son de familiares sino que las robaron de cementerios.

Harry Potter se descompone en su tumba


Por arte de magia, se han encontrado dos tumbas en dos diferentes cementerios de Inglaterra e Israel, con el nombre del mago más importante del mundo: Harry Potter.
Las coincidencias existen, porque justo dos entierros llevan el nombre del protagonista de la saga de J.K. Rowling. Los fanáticos se congregan en estos lugares, ya que piensan que el “original” mago está enterrado allí.
En el cementerio de una iglesia en Yorkshire (Inglaterra), un joven de 29 años con este famoso nombre fue enterrado en 1919.
La otra tumba encontrada en el panteón de la Commonwealth en la ciudad israelí de Ramala,, se puede leer que “el joven Harry Potter falleció el 22 de julio de 1939 con casi 20 años de edad durante la batalla de Hebron”

Los ataúdes colgantes de los Bos

Los ataúdes colgantes de los bos, una de las 56 minorías nacionales de la antigua China, son un conjunto de sepulcros que penden de los precipicios, y que por su extraña y majestuosa naturaleza han sido incluidos entre las reliquias culturales de preservación priorizada del país. Se concentran principalmente en el dique Matang y el golfo Sumawan, de la meridional provincia de Sichuan.
Dicha zona acoge hoy a 265 sepulcros de este tipo, en lo que constituye la mayor concentración de los mismos en todo el país. Las tumbas se encuentran entre diez y 50 metros de altura. La más alta está a 100 m.
En la antigüedad se utilizaban tres métodos de construcción, entre ellos el de estacas de madera. Se tallaban dos o tres agujeros en el acantilado y se insertaban las estacas de madera con el fin de propiciar un apoyo al ataúd. Al segundo se le conoce como talla en cavernas, cuyas paredes se cincelaban en dirección horizontal o vertical para colocar los ataúdes. El tercero consistía en aprovechar las cuevas y grietas naturales para colocar los féretros. El ataúd, hecho generalmente de madera, era más ancho en su parte superior y más angosto en la inferior, y se ensamblaba con broches de presión y espigas. Se acostaba al difunto boca arriba y con el cuerpo envuelto en sudario de lino. Los artículos funerarios, cuya cantidad variaba, se disponían a los pies. Se incluían entre ellos objetos de cerámica, bambú, madera, hierro, tejidos de lino y de seda. El material predominante era el lino. Existe una gran divergencia entre los círculos académicos sobre cuál de los grupos étnicos dio inicio a esta práctica. La creencia general es que pertenece a la minoría de los bos y liaos. En cuanto a su historia, no se sabe cuando se inició, pero sí que concluyó durante la dinastía Ming. Los féretros del dique Matang, principal asentamiento donde se ubican los ataúdes colgantes de los bos, están ubicados en el suroeste del poblado Luobiao, distrito de Gongxian. La extensión del dique de este a oeste abarca entre 300 y 500 m, y unos mil metros de sur a norte. El río Pangxie (cangrejo) discurre por el dique. De oeste a este, frente a frente, se encuentran 21 montañas en zigzag. Los 223 ataúdes, principalmente de madera, están esparcidos por doquier, a alturas comprendidas entre 20 y 60 m, con una máxima superior a los 100 m. También se encuentran agujeros con estacas y más de 200 dibujos de color rojo pintados en el precipicio.
El contenido diversificado de las pinturas incluye temas de equitación, arco, danza, acrobacia, armas, figuras geométricas, entre otros. Todas ellas muy vívidas. En las reliquias de los féretros colgantes en otros lugares también se presentan estos dibujos.
Los ataúdes de Sumawan se ubican a la orilla norte del río Dengjia del pueblo Haitang, aldea Caoying. En las montañas ondulantes se hallan los castillos y caseríos montañosos de estilo antiguo, y frente a ellos está el precipicio donde se ponen los ataúdes. Entre los 42 féretros conservados, siete están colocados en cuevas y bloques de rocas naturales, y el resto, 35, en estacas de madera

Muerte y virtualidad, ya no es necesario estar cerca para asistir a un velorio

El negocio con la muerte es cada vez más vívido en Internet. En Alemania mueren cada año unas 800 mil personas. ¿Por qué entonces no participar de la torta y fundar cementerios virtuales para vivos?

El mes de noviembre en Alemania es el mes en el que se recuerda a los muertos y se piensa en lo pasajera que es la vida. La teología cristiana afirma empero que no todo termina con la muerte. Y mientras es cada vez menos gente que cree en un Dios, son cada vez más las personas que quieren “eternizarse” en el mundo virtual.
Helmut Markwort, ex director de la revista Focus es una de las personas que se han dedicado a crear y desarrollar “cementerios virtuales”, para él “una idea fantástica” que llama “portales de la inmortalidad”.
¡Cuide su sepultura antes de morirse!
Un cementerio real: Neubeuern en la Alta Baviera.Bildunterschrift: Un cementerio real: Neubeuern en la Alta Baviera.
Uno de los portales creados por Markwort se llama “Stayalive“. Una idea conjunta con cinco empresarios más. Pero las tumbas virtuales “cavadas” por este periodista y escritor no son gratis: 19,90 euros cuesta ser recordado por un año, por 10 años cuesta 100 euros. Un monumento al difunto que éste puede adquirir aún sin haberse muerto. Pero también la eternidad se puede comprar aquí, por 500 euros.
“Esta oferta incluye la construcción de un lujoso panteón propio”, dice Markwort quien agrega a la oferta la receta preferida del muerto in spe e incluso un video favorito de You Tube. Los “muertos” aún vivos del cementerio “Stayalive“ pueden colgar sus canciones preferidas y pueden elegir el momento y las personas que pueden tener acceso al “programa de diversión” que ofrece su mausoleo.
Puja entre editoriales y portales virtuales por anuncios mortuorios
El negocio con la muerte es cada vez más vívido en Internet. Para unos 400.000 extintos se publican esquelas mortuorias o anuncios de decesos en diarios. Un mercado importante que algunos no están dispuestos a dejárselo todo a los periódicos.
Otro de los portales cementerio es “eMORIAL”. Aquí la inscripción cuesta 19 euros. eMORIAL tiene también varios servicios gratuitos. Con 230.000 inscripciones, con fechas de nacimiento y muerte, “Emorial afirma ser “el mayor portal cementerio en territorio germanohablante”. También “Memosite” busca clientes. Este es un autodenominado “Portal para Cultura terrenal del Duelo”.
Pero las editoriales no se van a dejar quitar el negocio sin pelearlo. Los grupos editoriales Holzbrinck y WAZ se unieron para fundar “Trauer.de“, otra página para el duelo en la red en alemán.
El duelo es un asunto muy privado
A la pastora luterana Manuela Theile le preocupa esta tendencia: “La muerte aquí no es superada sino convertida en mercado”, dice la religiosa que asiste a enfermos en una clínica. Thiele advierte que “el duelo necesita un espacio íntimo porque es un estado en que somos emocionalmente vulnerables”.
Autor: Klaus Deuse / José Ospina-Valencia
Editor: Pablo Kummetz

Cementerios numéricos: vaya, vaya


A juzgar por el título, podríamos perfectamente decir que se trata de una broma macabra. Pero no. Y es que en efecto, cuando nos enteramos de que este tipo de cementerios están en Israel ya podemos creerlo sin mayor problema. Sabemos hace mucho tiempo ya que el Estado de Israel no sólo no tiene límites humanos comprensibles, sino que es capaz de todo y cualquier cosa, sobre todo en materia de derechos humanos.
En resumidas cuentas un cementerio numérico es un lugar a donde van los cadáveres de los mártires o de los prisioneros que han muerto en la cárcel antes de cumplir su condena, por lo que son trasladados a estos lugares por años, antes de entregarlos a sus familiares. Pero quien lo explica mejor, y lo conoce a ciencia cierta, es el actual Ministro de Asuntos para los Prisioneros de la Autoridad Nacional Palestina, el señor Issa Qaraqe, que en 2007 y siendo Diputado señalaba:
"Los cementerios numéricos israelíes constituyen un agravio a la Humanidad y una ofensa a los principios de los Derechos Humanos y un Crimen de Guerra".

Issa Qaraqe a la derecha
Estas declaraciones las dio en ocasión de una visita al Campamento de Al-Izzah, la casa del mártir prisionero Shadi Shawkat Darwish (1) en el 18 aniversario de su muerte y la casa de la prisionera liberada Islam Al-Adaween.
"El método israelí, consistente en retener durante muchos años los cadáveres de los mártires palestinos en los cementerios numéricos dentro de Israel, es una forma de ensañarse y castigar a los familiares, como así también un modo de incrementar su sufrimiento en violación de todas las normas humanitarias y morales".
"El Gobierno de Israel mantiene en su poder y desde hace varios años, centenares de cadáveres, práctica que recrudeció durante la última Intifada. Los cadáveres de los mártires se entierran en tumbas sin el menor respeto a las normas humanitarias y religiosas y los cementerios son considerados zonas militares sin acceso público".
"Estas tumbas no llevan nombres sino números y son objeto del canibalismo de animales, como por ejemplo perros y fenómenos de erosión, frecuentes durante el crudo invierno. Israel mantiene desde hace más de 7 años los cuerpos de 18 mártires de la provincia de Belén".
Mencionó asimismo el caso del mártir Ali Al-Gaafari que murió en la prisión de Nafha en 1980 y su cuerpo fue mantenido en un cementerio numérico por 15 años.
Prisioneros palestinos
También dijo:
"La participación de la mujer en la Intifada y en la resistencia a la ocupación ha sido muy amplia y activa durante la Intifada de Al-Aqsa, lo cual provocó fuertes reacciones y condujo a las autoridades israelíes a políticas abusivas y vengativas hacia las mujeres palestinas".
Issa Qaraqe reclamó la realización de una campaña internacional para desenmascarar las prácticas israelíes hacia los mártires palestinos y demandar el cierre de esos cementerios entregando los cuerpos a sus familiares.
Fernando Casares

Un niño chileno incursiona en el mercado de los ataudes para mascotas


En los últimos años, el ofrecimiento de productos para mascotas se ha expandido extraordinariamente, especialmente para los canes, con peluquerías, hoteles y servicios en general de medicamentos y alimentación, encontrándolos todos en las veterinarias pero algunos en supermercados, aunque suena muy contradictorio, ya que muchas mascotas, como los perros no tienen un hogar y andan por la calle, como verdaderas manadas, con el peligro de atacar a una o varias personas, con el problema sanitario, con la mala imagen para la ciudad y especialmente por la falta de responsabilidad de sus dueños.
Pero en Curicó y muchos lugares de la Región del Maule hay personas que quieren y cuidan mucho a las mascotas, de toda índole, llevándolos a control, teniéndoles su vacunas al día, preocupados de su apariencia, darles una buena alimentación, dejarlos en hoteles para cuando la familia no los puede llevar, pero muchos o la gran mayoría no se ha preocupado del tema más doloroso, especialmente para los niños, como es la muerte de estos animales, como son los perros, gatos, pájaros, culebras, monos, tortugas, peces, entre otros, engañando a los niños que se fueron al cielo y enterrándolos por doquier o simplemente botándolos a la basura o ríos.
Hace años que comenzó en el mundo este servicio de ataúdes o urnas para mascotas, como asimismo cementerios. En Chile, hay de estos servicios en Santiago y Buín, pero no en la Región del Maule, por ello, que un joven de 13 años, encomendó a su padre el impulsar una empresa que en primera instancia entregará el servicio de venta de ataúdes y posteriormente la creación de un cementerio para mascotas.
PADRE ANONIMO
“Hay que ser muy claro sobre el particular y sí debemos escuchar la opinión de los niños o jóvenes, en materia de negocios, por ello, la idea que me dio la recogí y aquí me tienen trabajando para él, primero en los ataúdes y consultar y consultar sobre un cementerio. En la prioridad uno, tenemos personas que se dedican a la confección del implemento, como es el cajón y otras para su adorno. En el primer caso, la madera no es noble sino que simple, pero la belleza de estos ataúdes está en los detalles interiores, diferenciando si es para macho o hembra, con los colores respectivos, señalando que, los primeros no quedaron como se quería, pero estamos perfeccionándonos , pero ya estoy metidos en este negocio y tengo mucha esperanza que en el corto plazo va a tener éxito”, dijo el padre anónimo, agregando que, “soy empleado de mí hijo, porque el dio la idea -que la encuentro muy buena y acertada- esperando que el jefe encuentre bien el trabajo y seguir en este negocio para bienestar de todos y de manera muy especial de las mascotas y de sus amos, que tanto dan por ellos, particularmente los niños”.
SERVICIOS
“Lamentablemente, estamos cerca de Navidad y muchos les habría gustado darle un regalo a su mascota, para estas fiestas de fin de año, pero la idea no es hacer pensar a los niños que su mascota va a morir ahora, por tanto, después de un riguroso análisis, se llegó a la conclusión que, los ataúdes, deben ser adquiridos de acuerdo a las especificaciones de la mascota y de manera muy especial a los deseos de los amantes de ellas, después de estas fiestas. Independientemente de ello, hay algunas confeccionadas, donde pueden colocar de un grillo hasta pequeños pájaros o peces, pero requerimientos mayores, ya hay que hacer vía celular al 75705115 o al e-mail urnasparamascotas@gmail.com”.
Finalmente, “los precios van desde $10.000 hacía arriba, para que entierren a su mascota, en un ataúd, por ahora ya sea en su casa u otro lugar, de una manera digna y no solamente enterrarlo en cualquier lugar, muchas veces engañando a los hijos que se fue al cielo y simplemente fue enterrado con nada o botado a la basura o a un canal, pero después será distinto, ya que habrá un cementerio para mascotas que entre otras cosas, ofrecerá el servicio anual de entierro, tendrá juegos infantiles y amplios estacionamientos, para que estén un buen rato junto a su querida mascota que, simplemente no está físicamente con ellos”.

Más gordos... ataudes más grandes... más negocio!

Nueva Zelanda es el destino elegido por los amantes de la aventura y los bellos paisajes. Su geografía de montañas, lagos y cascadas es famosa en todo el mundo aunque hoy, el ojo de la noticia está puesto en otro lado y dice que ‘los ataúdes se están haciendo más grandes para que quepa la gente’, circunstancia que obliga a las familias a gastar más dinero en las exequias.
obeso1
Y es que la población de Nueva Zelanda está engordando tanto que su peso se ha convertido en un verdadero problema para las empresas funerarias por cuanto los ataúdes más anchos ya no caben en los nichos de los crematorios.
Muchas familias, se ven obligadas por eso a gastar más dinero en comprar o alquilar tumbas en cementerios de dimensiones más amplias porque mientras la anchura media del féretro ha sido ampliada de 48 a 58 centímetros, informó la agencia NZPA.
El presidente de la Asociación de Directores de Funerarias de Nueva Zelanda, Tony Garin ha dicho por su parte que “Los ataúdes se están haciendo más grandes para que quepa la gente, esperamos así resolver el problema por ahora”, en tanto que fuentes del sector admiten que la obesidad de algunos cuerpos impide la cremación porque no caben en los nichos.
Pero, además, otro problema se presenta a la hora del entierro y es que los féretros de gran tamaño deben depositarse en los extremos de las filas del cementerio para que no derriben las otras tumbas. Por tal motivo, algunas familias han optado por comprar o alquilar dos parcelas juntas, cada una de 1,2 de ancho que cuestan unos 1.865 dólares por separado.
Según datos del Ministerio de Sanidad, uno de cada cuatro neozelandeses padece obesidad ¿se incorporará Nueva Zelanda a la Ruta de los cementerios curiosos?

Bruno Meza: sobre los antiguos cementerios romanos

En los columbarios romanos vemos las bocas de los canales por donde se alimentaba a los espíritus de los muertos, pues los romanos creían que si los muertos no eran felices, y no podían descansar y comer tranquilos, se terminarían revolviendo contra los vivos, abriéndose paso por la ciudad y atormentándonos.
Hoy sabemos que no es necesario que pasen hambre los muertos para que su desesperación les haga salir de sus confortables urnas y sarcófagos. Los muertos siempre vuelven, y vuelven a través de nosotros, de nuestras ideas y nuestros sueños, y con ellos cargamos toda la vida.
Tiene algo mágico poder recorrer de nuevos unas calles que durante casi dos milenios estuvieron enterradas. La colina Vaticana quedaba fuera de los muros de la antigua Roma, y todo indica que era un lugar insalubre, pantanoso, sólo habitado por labriegos y unos pocos artesanos. El crecimiento de la ciudad hace que Nerón decida cruzar el Tíber con sus arquitectos y construir allí un circo y un cementerio. En el siglo IV, tras la conversión del emperador Constantino, se prepara la colina para edificar allí un templo cristiano, en el lugar donde se creía que estaba enterrado Pedro.
Pero lo que sepultan los constructores de Constantino bajo ese primer templo no son sólo las tumbas de los paganos, sino también las tumbas de los primeros cristianos, los que representaban a Cristo junto a Apolo, los que no conocían el misterio de la Trinidad, los que eran perseguidos y despreciados.

El Everest, un alto cementerio


LA CIMA DEL EVEREST: EL CEMENTERIO MÁS ALTO El Everest pasa por ser el cementerio más alto del planeta. Sus hielos guardan decenas de cadáveres de los miembros de antiguas expediciones que jamás fueron rescatados debido a la altura y a las condiciones extremas, que impiden la llegada de equipos de salvamento. Algunos de los cuerpos pueden observarse a simple vista, como el del llamado El saludador, en referencia a la posición en la que se encuentra. Está situado en la cara norte del monte. Otros salen a relucir de la manera más sorprendente. Es el caso de los integrantes de una expedición comercial que, mientras dormían en su tienda, sintieron bajo sus espaldas lo que pensaron que podría ser una roca. Cuando desmontaron el campamento observaron con horror que habían dormido sobre una tienda en la que yacía un alpinista muerto. Ni siquiera Edmund Hillary, el primer hombre que ascendió ofi cialmente a la cumbre del Everest, se ha librado de la polémica. La comunidad internacional siempre ha expresado recelo sobre la autenticidad de tal logro, ya que el británico no quiso tomarse una fotografía cuando llegó a la cumbre. Este hecho generó el rumor de que quienes realmente llegaron a la cima habían sido los dos sherpas que le acompañaban. Hillary lo ha desmentido siempre. En sus memorias asegura que le importaba más obtener pruebas fotográfi cas de su llegada a la cumbreque “fotografiarme en la cima de la montaña”. Y es que en la única imagen que inmortaliza aquel momento no aparece Hillary, sino el sherpa Tenzing, sobre el que recayó la acusación de aceptar sobornos para no revelar la verdad
Artículo de Iván Ramila. Más allá de la ciencia nº226

Grandes epitafios


“Buen amigo, por Jesús, abstente de cavar el polvo aquí encerrado Bendito el hombre que respete estas piedras, y maldito el que remueva mis huesos”. William Shakespeare. “Invocado o no invocado, el Señor está presente”. Carl Gustav Jung "Ningún amigo me ha hecho favores, ningún enemigo me ha inferido ofensa que yo no haya devuelto con creces" Lucio
"No envidies la paz de los muertos" Nostradamus “Estuve borracho muchos años, después me morí”. Scott Fitzgerald“ "Que baje el telon, la farsa termino". Rabelais “That’s All Folks!” (Esto es todo, amigos Mel Blanc creador de la voz de Bugs Bunny) “Con una fría mirada a la vida, a la muerte. ¡Jinete, pasa!”. W.B. Yeats. “Por lo demás, los que mueren son siempre los demás”. Marcel Duchamp "La muerte es vida”. Friedrich Hegel “El cielo estrellado sobre mí y el sentido del deber dentro de mí”. Kant “Ni el poder ni la riqueza, sólo el arte y la ciencia persistirán.” en la tumba de Tycho Brahe
“Doctor Fred Roberts, Brookland, Arkansas. La oficina está arriba.” "Aquí yace el cuerpo de Jonathan Swift, D., deán de esta catedral, en un lugar en que la ardiente indignación no puede ya lacerar su corazón. Ve, viajero, e intenta imitar a un hombre que fue un irreductible defensor de la libertad". En Viareggio, en la tumba del célebre transformista Leopoldo Fregoli (fallecido en 1936): "Aquí, Leopoldo Fregoli llevó a cabo su última transformación". “Esto es lo que le pasa a los chicos malos.” Alfred Hitchcock “Luz, más luz” Goethe “Aquí yace Molière el rey de los actores. En estos momentos hace de muerto y de verdad que lo hace bien.” Molière “No es que yo fuera superior. Es que los demás eran inferiores.” Orson Welles “En memoria de Alberto Durero. Todo lo que en él había de mortal está enterrado bajo este túmulo.” “Aquí yace Rafael, (de Urbino, el célebre Pintor) por el que en vida temió ser vencida la naturaleza, y al morir él, temió morir ella". Lo escribió Pietro Membo en su Panteón en Roma “Aquí descansa un cierto pintor, quien, en las obras que hizo, jamás pudo dejar satisfecho a sí mismo”. Giotto. "Cuando llegue la hora, mi epitafio tendrá que ser : Ya os lo dije, malditos locos" Herbert George Wells "Lo hizo a la manera difícil" Bette Davis " "Arrebató el rayo a los cielos y el cetro a los reyes". Benjamín Franklin. Que alguien los recoja con amor, te deseo, los tengo junto a sí y no los deje totalmente morir en esta noche de voraces sombras, donde tú ya indefenso, todavía palpitas." a: José Ángel Valiente Malcolm Lowry / difunto de la calle Ebria / su prosa fue florida / y a menudo airada / Vivió, noche a noche, y bebió, día a día, / y murió tocando el ukelele. Malcolm Lowry
“Sólo le pido a Dios que tenga piedad con el alma de este ateo.” Miguel de Unamuno“ "Si no viví más, fue por que no me dio tiempo.” Marqués de Sade “On the whole I’d rather be in Philadelphia.” (En realidad preferiría estar en Filadelfia) “Estoy aquí en el último escalón de mi vida.” Marlene Dietrich "Quiso contar, cantar para olvidar su vida verdadera de mentiras y recordar su mentirosa vida de verdades". Octavio Paz para la tumba de un amigo.
"Busco el oro del tiempo" André Bretón.
"o se va el papel tapíz, o me voy yo" Oscar Wilde
“Aquí yace media España, murió de la otra media” Larra

"Aquí yace alguien cuyo nombre se escribió en el agua." Jhon Keats "Aquí yace el poeta Vicente Huidobro Abrid su tumba debajo de su tumba se ve el mar." "Aquí reposan los restos de un ser que poseyó la belleza sin la vanidad, la fuerza sin la insolencia, el valor sin la ferocidad y todas las virtudes de un hombre sin sus vicios." de Lord Byron para su perro “Botswain" "Lo que el alma hace por su cuerpo, es lo que el hombre hace por su pueblo. Gabriela Mistral “Quietos yacen los huesos entre las piedras mientras el alma vuela a la voluntad de Dios”. epitafio del conjunto artístico de las Catacumbas de San Calixto en Roma. “Yo no pido más, quiero ser un buen recuerdo alguna vez”. Hugo Chaparro Valderrama “En contra tuya volaré con mi cuerpo invencible e inamovible, ¡oh muerte!”. Virginia Woolf “Qué mudos pasos traes, ¡oh! muerte fría, pues con callados pies todo lo igualas”. Quevedo. "Los soles se ocultan y pueden aparecer de nuevo pero cuando nuestra efímera luz se esconde, la noche es para siempre y el sueño, eterno." Cayo Valerio Cátulo



"..y cuando me vaya quedarán los pájaros cantando..." Juan Ramón Jiménez



“Disculpe que no me levante, señora.” Groucho Marx “Perdonen por mi polvo” Dorothy Parker. "Espero que Cristo cumpla su palabra" Miguel Delibes
"quien resiste gana" Camilo José Cela “Si queréis los mayores elogios, moríos”. Enrique Jadiel Poncela "Es más digno que los hombres aprendan a morir que a matar"Séneca "Aqui yace uno que fue devotamente fiel del arte y del honor. No fue gran cosa en vida, y ahora no es absolutamente nada. (En la lápida de Castelli se lo escribe un amigo) “Jesús mío, misericordia”. Al Capone

miércoles, 29 de diciembre de 2010

Ingenioso epitafio

Epitafio encontrado en el cementerio Monte Parnaso de San Blas, S.B. Escribió un drama: dijeron que se creía Shakespeare; escribió una novela: dijeron que se creía Proust; escribió un cuento: dijeron que se creía Chejov; escribió una carta: dijeron que se creía Lord Chesterfield; escribió un diario: dijeron que se creía Pavese; escribió una despedida: dijeron que se creía Cervantes; dejó de escribir: dijeron que se creía Rimbaud; escribió un epitafio: dijeron que se creía difunto. Cuento de Augusto Monterroso.

2010 se llevó a Delibes, Salinger, Saramago y a DIO

Ronnie James Dio (de nombre real Ronald James Padavona; (10 de julio de 1942–16 de mayo de 2010) fue un vocalista de heavy metal, en grupos como Elf, Rainbow, Black Sabbath y Dio. Por su inconfundible técnica, timbre y registro, muchos lo han considerado una de las voces más emblemáticas e influyentes de la historia del heavy metal, así como el "padrino" del power metal. Dentro de los clásicos fundamentales de su discografía figuran Ritchie Blackmore's Rainbow (1975), Rising (1976) y Long Live Rock & Roll (1978), de su etapa en Rainbow; con Black Sabbath, Heaven and Hell (1980), Mob Rules (1981) y Dehumanizer (1992), Holy Diver (1983) y The Last in Line (1984) con su propia banda, DIO; y por último, The Devil You Know (2009) con los viejos integrantes de Black Sabbath en Heaven & Hell. Desde finales de los 70 fue él quien ha venido popularizando el signo del Heavy Metal, la corna, mano cornuta, o mano sacando cuernos.
Nació en Portsmouth, New Hampshire, Estados Unidos el 10 de julio de 1942, con el nombre de Ronald James Padavona. Dio sus primeros pasos en el rock and roll hacia 1956-57, cantando y tocando el bajo y la trompeta, en bandas como Red Caps y Ronnie and the Prophets. Durante la década de los sesenta, su música evolucionó del rock and roll cincuentero a un sonido con más influencias de Los Beatles, pero siempre con un toque Rythm & Blues. Hacia finales de los '60, su banda se convierte en The Elves, nombre que pronto mutaría a simplemente ELF. No es difícil entender por qué: Ronnie era el más alto del grupo, y eso que apenas medía 1.60 metros de estatura.
En 1971, dos miembros del legendario grupo inglés Deep Purple -el batería Ian Paice y el bajista Roger Glover- vieron una actuación de Elf y quedaron tan impresionados que les ofrecieron producirlos. Así, en 1972 la banda sacó su primer disco, titulado simplemente Elf, y luego acompañó a Deep Purple en una gira por Europa y Norteamérica. Más tarde, durante una gira que realizaron como teloneros de Deep Purple, el guitarrista de estos últimos, Ritchie Blackmore, vio un gran potencial en este grupo, y decidió grabar un disco al margen de Deep Purple con los miembros de Elf llamado Ritchie Blackmore's Rainbow. Al principio este grupo no iba a realizar giras ni conciertos, pero en ese mismo año 1975 Ritchie se separó de Deep Purple y decidió dedicarse en exclusiva a Rainbow, y entonces reclutó definitivamente a Ronnie James Dio. Aparte de Ritchie Blackmore's Rainbow 1975, Dio grabó con Rainbow Rising 1976, On Stage 1977 y Long Live Rock and Roll 1978, discos que dejaron un gran número de himnos como Man on the Silver Mountain, Long Live Rock and Roll, Stargazer, Sixteen Century Greensleeves, entre otros. Después de la grabación de Long Live Rock and Roll, Ronnie James Dio dejó el grupo, que más tarde pasaría a ser más comercial con la llegada de Graham Bonnet y dejaría de lado la imaginería medieval que abundaba en los discos que realizaron juntos Blackmore y Dio.
Nada más dejar Rainbow Ronnie James Dio entró como vocalista en una de las más grandes bandas de los '70 y que había definido a principios de esa década los cimientos de lo que más tarde se denominaría heavy metal. Esa banda era Black Sabbath. Dio reemplazó a Ozzy Osbourne que entró en tratamientos de desintoxicación por su adicción a la bebida y otras sustancias. En este momento Ozzy Osbourne dijo a Dio que se asegurase de llevar chaleco antibalas si se atrevía a cantar «Paranoid» e «Iron Man» en vivo, ya que sería el mismo Ozzy quien lo matara.
Al grupo se le presentaba la difícil tarea de intentar seguir en la brecha habiendo perdido a su cantante original, no obstante, Ronnie infundió sangre nueva en la banda para que dejase el heavy metal setentero y se acercarse más al heavy metal que estaba de moda en los años 80. Con Ronnie, Black Sabbath grabó Heaven and Hell (1980), Mob Rules (1981), el directo Live Evil (1982) y Dehumanizer (1992), dejando grandes temas como Children of the Sea, Die Young, Heaven and Hell.
Después de la edición del disco en directo, Ronnie James Dio abandonó definitivamente Black Sabbath (al que volvería fugazmente en 1992 para grabar Dehumanizer), para fundar su propio grupo, llamado Dio. Dio debutó en 1983 con Holy Diver, el cual consiguó ser disco de oro en el 89, con éxitos como Stand Up and Shout, Rainbow in the Dark, Don't Talk to Strangers, Holy Diver... En la portada se veía a un demonio lanzando a un clérigo encadenado al mar. Dio siguió sacando grandes discos de Hard Rock y Heavy Metal durante los ochenta: The Last in Line (1984), Sacred Heart (1985), Intermission (1986) y Dream Evil (1987). Y en los noventa: Lock up the Wolves (1990), Strange Highways (1994), Angry Machines (1996) y el directo Inferno - Last in Live (1998).
Sus últimos discos de estudio han sido el conceptual Magica (2000), Killing the Dragon (2002) y Master of the Moon (2004). Durante su última gira grabó el directo Holy Diver Live (2006).
Ronnie James Dio, aun siendo ya sexagenario, continuó grabando discos, realizando giras y conciertos. Volvió a reunirse con los antiguos miembros de Black Sabbath en Heaven and Hell y realizaron una gira mundial para el 2007-2009 donde pasaron por Europa, Asia, EE. UU., México y Sudamérica.
En el 2006 tuvo una participación en la película Tenacious D: The Pick of Destiny de Jack Black y Kyle Gass, componentes del grupo Tenacious D.
En abril de 2009 salió a la venta el nuevo disco de la formación de Heaven and Hell llamado The Devil You Know, este CD contó con diez canciones nuevas y fue motivo de una gira mundial. El primer single de dicho album fue la gran canción "Bible Black".
El 25 de noviembre de 2009, Wendy Dio, esposa y manager, anunció que habían diagnosticado a Ronnie cáncer de estómago:
"Ronnie ha sido diagnosticado con las primeras etapas de cáncer de estómago. Estamos comenzando inmediatamente el tratamiento en la Clínica Mayo. Después de que mate a este dragón (en alusión a la canción del artista), Ronnie estará de regreso en el escenario, donde él pertenece, haciendo lo que más le gusta: actuar para sus fans. Larga vida al Rock and roll, larga vida a Ronnie James Dio. Gracias a todos los amigos y fans de todo el mundo que han enviado buenos deseos. Esto realmente le ha ayudado a mantener su espíritu para arriba".
El 14 de marzo de 2010, Wendy publicó una actualización en línea de su condición:
"Ha sido séptima quimioterapia de Ronnie, otro TAC y otra endoscopia, y los resultados son buenos, el tumor principal se ha reducido considerablemente, y nuestras visitas a Houston (clínica de cáncer en Texas) son ahora cada tres semanas en vez de cada dos semanas".
El 4 de mayo de 2010, los demás integrantes de Heaven & Hell anunciaron que estaban cancelando todas las fechas de conciertos programados para el verano como consecuencia de la mala salud de Dio.
El 14 de mayo Dio fue hospitalizado debido a que el dolor le resultaba insoportable. Al día siguiente, según escribió el bajista Geezer Butler en su página oficial, no había duda de que el final era inminente. Había entre 25 y 30 de los amigos más cercanos de Dio esperando fuera de su habitación para darle su último adiós. Por la tarde llegó un capellán, y todos se reunieron alrededor de la cama de Dio para orar. Más tarde esa noche casi todos se fueron, dejándo a Wendy privacidad para decirle su último adiós.
La muerte de Dio se produjo el 16 de mayo de 2010 a las 7:45 am (CDT), según fuentes oficiales.
Wendy dejó un mensaje en el sitio web oficial de Dio:
Hoy mi corazón está roto. Ronnie falleció el 16 de mayo a las 7:45 AM. Muchos amigos y familiares pudieron darle su adiós en privado antes de que nos abandonara pacíficamente. Ronnie sabía lo mucho que todos le queríamos, por ello valoramos el amor y apoyo que nos habéis dado. Por favor dádnos unos días para asimilar esta terrible pérdida. Sabéis que él os quería a todos y que su música vivirá siempre. - Wendy Dio.
Al día siguiente Tony Iommi, el guitarrista y compañero de Dio en Heaven and Hell, escribió en su sitio web oficial:
"El hombre con la voz mágica es una estrella entre las estrellas, un verdadero profesional. Te extrañaré muchísimo mi querido amigo. DEP." - Tony.
Su muerte cayó como un balde de agua fría en el mundo del heavy metal, tanto que los días siguientes a la muerte de Dio se desató en Internet una avalancha de mensajes de condolencias de los fanáticos a través de las redes sociales. Por su parte, muchos artistas de la escena metalera mundial se pronunciaron lamentando la muerte de Dio. Lars Ulrich, baterista de Metallica, le escribió una carta en la que confesaba cuán importante y decisiva resultó en su carrera musical la influencia de Dio: "Ronnie, tu voz me impactó y me dió fuerzas, tu música me inspiró y me influenció, y tu amabilidad me tocó y me conmovió. Gracias".
Iron Maiden se pronunció escribiendo en su sitio web oficial: "El mundo ha perdido a un talento irremplazable y, en primer lugar y más importante, a uno de los mejores seres humanos que tu desearías conocer."
Tambien Ritchie Blackmore, Kiss, Slash, Scorpions, Anthrax, Simone Simons, Sebastian Bach, Brian May y el mismísimo Ozzy Osbourne, quien años atras lo amenazó de muerte, se lamentó por el fallecimiento de quien en sus propias palabras, fue un "revolucionario del rock".
El 30 de mayo de 2010, se realizó un homenaje público, con la convocatoria de gente de todo el mundo, tanto fanáticos como músicos. El funeral fue conducido por Eddie Trunk, de That Metal Show. Las celebridades que asistieron cantaron canciones de Dio. Hubo también una venta de chaquetas para recaudar fondos para la fundación de Dio contra el cáncer, llamada The Ronnie James Dio Stand Up and Shout Cancer Fund

Calderón de Barca: seis veces enterrado

La grandeza de Pedro Calderón de la Barca, figura cumbre del teatro español, no se merece la indignidad de 96 años de trasiego con sus restos mortales. Largo, larguísimo periplo de entierros y desentierros de tumba en tumba y de nicho en nicho, que ha impedido que Calderón pudiese descansar en paz en sus 255 años enterrado ni desde hace 75 años en el 2011, es decir, desde 1936, en que Calderón engrosa la lista de personajes extraviados, juntamente con otros ilustres contemporáneos como Cervantes, Lope de Vega y Velázquez. El indigno trasiego de los restos de Calderón de la Barca tiene que ver con costumbres, deseos y acuerdos del tiempo del Siglo de Oro, cuando la gente al fallecer podía pasar a disposición de instituciones, cofradías y hermandades, que disponían de restos y tumbas a su antojo, cual estatuas o cuadros.

Casa de la calle Mayor en la que vivió y murió Calderón (Foto propia)Aquellos modos explican que a Calderón lo enterrasen y desenterrasen seis veces hasta ser extraviado en 1936. Extravío que alienta la tenue esperanza de que un día aparezca en algún rincón de su última iglesia-tumba, la de Nuestra Señora de los Dolores de la calle San Bernardo de Madrid. Lo hace pensar el hallazgo hace unas décadas de los restos de Francisco de Quevedo, o lo cerca que se estuvo de demostrar que el personaje hallado en el subsuelo de la Plaza de Ramales era Diego Velázquez, y sobre todo el hecho de que no conste que Calderón fuera arrojado a un osario ni que lo aventasen los enloquecidos milicianos que asaltaron y destruyeron la iglesia de los Dolores en 1936.

Pedro Calderón de la Barca Henao y Riaño nació en Madrid en 1600 y falleció en 1681 en una casa de la calle Mayor, entonces de las Platerías, manzana 175, una de las más angostas de la villa con poco más de tres metros de fachada y un solo balcón en cada piso. Entre 1608 y 1613 estudió en el Colegio Imperial de los jesuitas, el más ilustre y concurrido de celebridades de Madrid, en la calle Toledo. En 1615, en que fallece su padre, Calderón se fue a Salamanca para graduarse de bachiller en derecho canónico y civil. Entre 1623 y 1625 entra al servicio del duque de Frías, con el que viajó por Flandes y el norte de Italia. En 1625 marchó como soldado al servicio del Condestable de Castilla. En 1629 protagoniza un serio incidente al refugiarse en el convento de clausura de las Trinitarias Descalzas, calle Cantarranas, donde profesaba la hija de Lope de Vega. En 1638 estuvo al servicio del Duque del Infantado durante el sitio de Fuenterrabía y en 1640, en la guerra de secesión de Cataluña. En 1650 ingresa en la Tercera Orden de San Francisco y en 1651 se ordena sacerdote.

Varias de las iglesias más antiguas de Madrid se remontan a los siglos XIII y XIV y constituyeron un cinturón cristiano frente a los dominios musulmanes del núcleo primigenio, Magerit, cuyo eje coincidía con el trazado de la actual calle Bailén. A aquellas primitivas iglesias de origen medieval del cinturón cristiano hay que añadir las primigenias alzadas cuando Madrid se erigió en capital de España. Una de ellas fue la de San Salvador, en la calle Mayor, primera en la que fue enterrado Calderón de la Barca. Entonces no existían los cementerios colectivos de las afueras de las ciudades que instituyó Carlos III. Se enterraba dentro de las iglesias en criptas o bóvedas bajo los altares o en el suelo de las capillas, o fuera de ellas en diminutos espacios. Se enterraba en capillas parroquiales o en capillas particulares de gente influyente que podía disponer a su antojo de culto, capellanías y enterramientos.

Pedro Calderón de la Barca fue enterrado en 1681 en la iglesia de San Salvador, que desde 1805 absorbió las funciones parroquiales de San Nicolás de Bari. La primera estaba situada en la calle Mayor, entonces de Platerías, y la segunda a menos de cincuenta pasos en una calleja trasera. Inés de Riaño, abuela materna de Calderón, en su testamento de 1612 deja constancia de que para la capellanía de San José en la parroquia del Salvador de Madrid, por ella fundada, pase el puesto eclesiástico de capellán de sangre con sus rentas correspondientes y casa habitación, a su nieto Calderón en calidad de sacerdote que debía servirla. Por “casa habitación” hay que entender la vivienda en la que moró Calderón toda su vida, una de las casas de fachada más angosta de Madrid, situada también en la calle Mayor, que se identifica por una lápida municipal junto al balcón del dramaturgo.

Calderón murió en esa casa un domingo 25 de mayo de 1861, y fue enterrado dos días después por la Congregación San Pedro de Sacerdotes Naturales de Madrid, a la que pertenecía, que siguió fielmente las indicaciones del testamento de Calderón: “Ser llevado a la parroquial iglesia de San Salvador de esta villa. Será mi sepultura la bóveda de la capilla que con el antiguo nombre de San José está a los pies de la iglesia. Aquí habrá prevenida otra caja sin más adorno que cubierta de bayeta, en que sepultado mi cadáver…” Un relato anónimo de 1791 decía: “La venerable Congregación de Sacerdotes naturales de Madrid, que en 1666 había nombrado su Capellán mayor á D. Pedro Calderón, por los respetos de su virtud, literatura y buen gobierno, y en reconocimiento del ánimo liberal con que la legó todos sus bienes, erigió á su bienhechor un sepulcro de mármol, con su retrato y una expresiva inscripción, en la Iglesia Parroquial de S. Salvador, en donde yace en bóveda propia”.

Calderón de la Barca en la Plaza de Santa Ana (Foto propia)En ese templo de elevada torre permaneció Calderón por espacio de 159 años, hasta 1840 en que es sacado porque la iglesia iba a ser derruida por su mal estado, a lo que se procedió dos años después, en 1842. La parroquia hubo de ser trasladada entonces a la cercana de San Nicolás de Bari, que arregló enteramente en 1825 la Orden Tercera de los Servitas, que la mantuvo como parroquia hasta 1891 en que pierde de nuevo sus funciones, que habrían de trasladarse a la que fue iglesia del antiguo hospital de Antón Martín, en la plaza del mismo nombre, hoy como iglesia de San Salvador y San Nicolás, en la calle Atocha, frente a la iglesia de San Sebastián donde extraviaron a Lope de Vega.

El derribo de la iglesia de San Salvador motiva, pues, que Calderón sea trasladado al cementerio de la Sacramental de San Nicolás en 1840, donde permanece 29 años hasta 1869. Aquel primer gran cementerio de Madrid ocupaba el solar sobre el que se construyó la fábrica de cervezas El Águila, en la calle General Lacy, a unos pasos de la vieja estación de Delicias. Pero la estancia de Calderón en el cementerio fue corta; sólo 29 años. La razón estriba en que un gobierno de la primera república española determina crear un panteón de hombres ilustres en la iglesia de San Francisco el Grande, ubicada al cabo de la calle Bailén, para lo cual las Cortes confeccionan una lista de grandes personajes que irían al panteón, a la vez que promueve una comisión para que busque a los ilustres elegidos en sus lugares de enterramiento de Madrid y de fuera de Madrid, que como era de esperar únicamente localizan a unos pocos, en tanto que la mayoría de los grandes del arte, la literatura y la política se dio por perdida. Entre los localizados con certeza estaba Calderón de la Barca, que es sacado de San Nicolás para ser depositado temporalmente en una capilla de la iglesia de San Francisco el Grande, entre 1869 y 1874, es decir, 5 años, a la espera de que se terminaran los mausoleos. Pero el proyecto no se realiza nunca y los personajes traídos han de ser devueltos a sus lugares de enterramiento. Era el año 1874, famoso porque la comitiva fúnebre que trasladaba a Calderón, vía calle Mayor, había coincidido con la inauguración del Viaducto de Bailén sobre la calle Segovia.

Calderón de la Barca era enterrado por cuarta vez -segunda en el cementerio de San Nicolás-, donde permanece entre 1874 y 1880. Sólo 6 años en paz ante un nuevo traslado de sus restos, que reclamaba la Congregación de Presbíteros Naturales de Madrid o San Pedro de Presbíteros, institución a la que perteneció Calderón desde 1663, de la que fue capellán mayor tres años después y a la que dejó en herencia 36.215 reales.

Medallón de Calderón en la fachada de la Biblioteca Nacional (Foto propia)Aquella congregación desempeñó una loable labor benéfica con el sacerdocio. La fundó en 1619 el primer cronista de la Villa, Jerónimo de Quintana, que no podía ver el abandono y la miseria de los sacerdotes más pobres, desvalidos, e incluso presos y extranjeros, que en el siglo XVII deambulaban por Madrid sin cometidos canónicos e incluso dedicados a la mendicidad o sin donde caerse muertos. “La venerable congregación de sacerdotes seculares de Madrid, que se fundó en 1732, está situada en la calle de la Torrecilla del Leal”, anotó un diccionario geográfico de 1832.

Pedro Calderón de la BarcaEra aquel el entierro número 5 de Calderón. La congregación trasladó al ilustre escritor a la sede que habían inaugurado en 1732 en esa calle entre la calle Atocha y el barrio de Lavapiés, donde permanece 32 años entre 1880 y 1912. En este último año, Calderón es desenterrado de nuevo para ser trasladado provisionalmente unos meses a la capilla del antiguo Hospital de la Princesa, en espera de que se terminase de construir la iglesia de Nuestra Señora de los Dolores, nueva sede de la congregación, que lindaba a la sazón con otro gran cementerio de Madrid, el del barrio de Arapiles y Magallanes. Allí estuvo en un mausoleo y arqueta de mármol por espacio de 34 años hasta 1936 en que es extraviado en extrañas circunstancias aún no esclarecidas, como se desprende de lo que escribió Pedro Montoliú Camps en Madrid Villa y Corte: “En 1936, para evitar ante un posible saqueo que se perdieran los restos del ilustre escritor, se guardaron tan bien, que cuando el templo fue incendiado, el cuerpo desapareció sin que pudiera ser encontrado acabada la guerra. Incendiado este templo el 20 de julio de 1936, los restos del poeta sacro y dramaturgo descansan en algún muro de esta iglesia, según aseguró entonces un religioso anciano poco antes de expirar. Realizadas catas e indagaciones en los muros que permanecieron indemnes al fuego, sus restos no fueron hallados nunca, hecho que perpetúa el enigma del destino de otros ilustres hijos de Madrid.”

Medallón de Calderón en la fachada del Teatro Español (Foto propia)Otra versión indica que el mausoleo de Calderón quedó destruido por el incendio provocado por los milicianos, pero para entonces ya estaba vacío, porque un antiguo congregante, testigo del traslado de los restos de Calderón en 1912, había desvelado el secreto de que los restos nunca se guardaron en la arqueta del mausoleo y sí en un nicho que se hizo en la pared, del que se dice que siguen tratando de localizar los congregantes a base de sondeos y calas en los muros. El enigma sigue ahí, aunque lo más probable es que la bárbara actuación de las hordas milicianas, que tenían predilección por desenterrar a los muertos –curas y monjas- para aventarlos cual granos de trigo, sea la causa principal del extravío de Calderón de la Barca.

Los cementerios más fascinantes del mundo

18 cementerios de lo más interesantes en esta web: http://vidayestilo.terra.com.ar/fotos/solo-de-visita-los-cementerios-mas-fascinantes-del-mundo,ff5d00913ed2d210VgnVCM10000098f154d0RCRD.html

Antropología forense en Guatemala: entrevista con Federico Reyes

La antropología forense se desarrolla más en los países que han tenido más razones para ponerla en práctica...
- Esa es la tendencia. En Latinoamérica se inició en Argentina y en Chile y luego se extendió acá, que es donde hay más cementerios ilegales en el continente, desde 1992 se han documentado 1,767 procesos de exhumación con los restos de unas 5 mil personas .
¿Qué han aprendido sobre el comportamiento del Ejército, las PAC, la guerrilla?
- Los patrones se repiten entre los diferentes actores porque fue muy común tratar de confundir a la opinión pública, especialmente por parte del Ejército, para poder justificar más muertes.
Dicen que con mucha frecuencia aparecen niños en las fosas comunes, no necesariamente asesinados.
- En muchas exhumaciones se encuentran los restos de personas que no fueron asesinadas. Y hay la tendencia a que sean niños y ancianos que pudieron estar huyendo y murieron de hambre o enfermedades.
¿Por qué se enterraban los cuerpos?
- En lugares como Ruanda se mató a las personas y las dejaron allí para que los demás supiesen lo que les podía pasar. En Guatemala siempre hubo alguien que enterró a las víctimas o que dio la orden de hacerlo, para poder negar que hubiese ocurrido.
La mayoría de procesos de exhumación han ocurrido en Occidente, pero también cementerios en Oriente…
- Sí, particularmente en Zacapa, hay 4 o 5 fosas inmensas, que exceden a las 350 personas. Y como es una tierra árida, es muy posible que ya no quede nada.
¿Qué determina que unas víctimas pidan la exhumación y otras no?
- Los grupos de derechos humanos tuvieron mucho que ver, al divulgar la idea de que se podía buscar a los desaparecidos. Por ejemplo, en Quiché y Alta Verapaz ha habido muchas exhumaciones, pero en Sololá y Totonicapán casi ninguna. También tiene que ver la financiación internacional, no tiene el mismo impacto hacer una exhumación en Quiché que en Jutiapa.
¿Cada vez hay menos financiación internacional?
- El hecho de solo estar haciendo de desenterrador y enterrador, no va a ningún lado. Comenzamos en tiempos de guerra y ahora tenemos que darle un giro al enfoque, si no el financiamiento se va agotar y la población tampoco va a entender nuestra función.
¿Qué es revictimizar a las víctimas?
- No podemos devolverle el familiar a la persona, pero lo que podemos hacer es reconstruir el tejido social que se rompió sin decirle: “pobrecito, lo siento, yo se que ha sufrido mucho”.
Ha trabajado por todo el mundo: Bosnia, Ruanda, Líbano… ¿Qué tiene de particular Guatemala?
- En otros lugares, la petición de exhumación la siento más como por olas, si hay un Tribunal Internacional o una Comisión de la Verdad, por ejemplo. Aquí creo que es más genuino y como los cementerios están por todas partes, la conciencia nacional es mayor.
fuente: http://www.gtalatino.com/index.php?option=com_content&view=article&id=162319:Entrevista:%20%E2%80%9CGuatemala%20es%20el%20pa%C3%ADs%20con%20m%C3%A1s%20cementerios%20ilegales%20de%20Latinoam%C3%A9rica%E2%80%9D&catid=38:guatemala&Itemid=70

domingo, 26 de diciembre de 2010

Un buen negocio: cementerios de mascotas

En España son una novedad, en Ecuador no se oye hablar de ellos, sin embargo, si preguntan a la Cabra, les diré que son un campo de negocios virgen debido a la demanda que este tipo de espacios podría tener. A continuación una nota de un cementerio de mascotas en España. Ana Rosalina López Ponferrada Quien ha perdido a su mascota sabe qué dolorosa es tanto la desaparición de esta pequeña parte de la familia como el hecho de no tener un lugar en el que depositar su cuerpo para que sirva de recuerdo al amor que dio y recibió a lo largo de su vida. Los cementerios de mascotas no proliferan por la geografía española y no es sencillo, por tanto, hacer uso de estos recintos. Por ello, aunque la normativa sanitaria es muy concreta en cuanto a la obligación de entregar los animales muertos a los veterinarios u otros intermediarios para su incineración en plantas especializadas, algunos propietarios buscan un buen lugar en el jardín de su casa para dar sepultura a los mejores y más fieles amigos del hombre. Debido a esta necesidad han sido muchas las personas que han buscado la mejor forma de hacer estos entierros encargando, incluso, pequeños panteones. Estos encargos los ha hecho en numerosas ocasiones la empresa berciana Mármoles Fuertes Gómez, ubicada en Fuentesnuevas. “A alguna gente le hemos hecho panteones para sus mascotas, para algunos perros pequeños, para que las pudieran enterrarlos en viñas o en otros lugares que buscaron para ellos”, explicó el empresario Emilio Fuertes. De ahí surgió la idea de compatibilizar la actividad empresarial del mármol con el proyecto de crear el primer cementerio de mascotas. Estará en Narayola, en el paraje de Fabero de Abajo, cerca de la carretera del canal. La unión de ambas permite dar un empujón y un mercado alternativo a la empresa, algo muy necesario en estos momentos de fuerte crisis, y una solución a los propietarios de los animales de compañía que no quieren olvidar a sus mascotas desaparecidas. “La gente ahora cuida mucho a sus mascotas, no es como antes”, por eso se ha creado una nueva necesidad a la que la iniciativa empresarial privada puede responder. “Vimos cementerios así en Alemania, donde hemos viajado porque allí tenemos familia, y después también los vimos en Madrid y Valencia, y a mi hijo Alejandro y a mí nos pareció que podía ser una buena idea; además, de momento, en Castilla y León no hay ningún cementerio de este tipo”, manifestó el empresario. Mármoles Fuertes Gómez ya ha iniciado los trámites para convertirse en la empresa gestora del primer cementerio de mascotas que tendrá inicialmente como ámbito de actuación principalmente el Bierzo y Laciana, aunque abarcará probablemente un área mayor que incluso podría llegar a Asturias y Galicia. Para ello dispone de diferentes tipos de transportes que servirán para recoger las mascotas y trasladarlas al cementerio para darles sepultura en la forma en la que los dueños del animal elijan. También la empresa se hará cargo de dar de baja al animal que lleve un chip identificativo. Inicialmente los enterramientos serán en el suelo, en pequeños panteones o en cajas de madera simplemente con una placa de mármol con el nombre del animal o la leyenda que prefieran grabar los dueños de la mascota. En un futuro, Emilio Fuertes no descarta instalar columbarios para poder ofrecer también nichos. Para ello cuenta con una finca de 3.800 metros cuadrados que podría ser incluso ampliada en caso de necesidad de espacio en un futuro. Los dueños de animales de compañía que quieran enterrar allí sus mascotas deberán abonar un precio por el enterramiento y después otro por el alquiler del terreno y el mantenimiento durante un tiempo determinado, aunque estos aspectos aún no han sido decididos por la empresa promotora del proyecto. El proceso administrativo ya está iniciado a través de la presentación de una memoria del proyecto ante el Ayuntamiento de Camponaraya y también ha comenzado la tramitación urbanística a través de la Junta de Castilla y León para el obtener el uso excepcional de suelo rústico. A continuación deberán obtenerse las licencias de obra del Consistorio de Camponaraya para la instalación del cerramiento de la finca y de la autorización de la Junta en cuanto a los aspectos sanitarios y medioambientales que han de cumplirse para este tipo de actividad, aunque inicialmente no debería haber problemas debido a la ubicación en un entorno en el que no hay viviendas cercanas. La idea de los impulsores del proyecto es que, si los trámites administrativos lo permiten, el cementerio de mascotas pueda abrir sus puertas en febrero o marzo del año que viene.

sábado, 25 de diciembre de 2010

Calavera es filmada en un cementerio... en una moto!

http://www.lahoradelpintxo.com/2010/12/23/camara-oculta-en-cementerio/ Disfruten! Goat Horns Evil Christmas

La tumba del judío Adolf Hitler


Llegó el día en que Berlín se fascinó por un hombre con bigotito.
Ese día, toda la metrópoli se encaminó “hacia un punto único” para ver al que “como nadie en nuestra época representa la eternidad”.
Así lo describía el corresponsal de La Vanguardia, Augusto Assía, el 17 de marzo de 1931. Miles y miles de berlineses “asaltando autobuses, metros y tranvías” hacia ese pequeño bigote.
“La estación de Friedrichstrasse está tomada militarmente (...) El Unter den Linden, los 'quais' que afluyen a la estación viven instantes de congestión que repercute kilómetros más allá (...) Un cordón de policías forma un hemiciclo que encierra a cientos de fotógrafos, de operadores de cine, de reporteros, cercados por una muchedumbre inmensa que aprieta impaciente”.
Hoy, ochenta años después y a mil trescientos kilómetros del Unter den Linden, el invierno cubre el cementerio Filantropía de Bucarest. Marin Stefanescu, el encargado, camina sobre la nieve entre tumbas de hermosa cacofonía yiddish... 'Toni Krakauer, nascuta Carniul' y muerta a los 22 años, dice una lápida... El viejo Stefanescu, callado, se adentra por el corredor central del cementerio judío hacia otro “punto único”. Tuerce a la derecha, otra vez a la derecha y luego a la izquierda. Se detiene frente a una lápida y suelta una carcajada que rompe el silencio sepulcral...
–¡¡¡Hitler... Adolf Hitler!!! –exclama sin dejar de reír y señalando la lápida...
“Aquí descansan los restos mortales de Adolf Hittler. Dejó de vivir el 26 de octubre de 1892 a la edad de 60 años. Rezad por su alma”, se lee en hebreo y en rumano, con el símbolo de una sociedad israelita de 1875 –dos manos unidas– también esculpido en la lápida.
Adolf Hittler. Con dos tes. Judío. Murió cuando el otro Adolf era un crío de tres años y –que sepamos– no eran parientes. El señor Hittler tenía un taller y tienda de sombreros en la calle Real de Bucarest. Y poca cosa más se sabe de él, salvo que venía de Bucovina, se anunciaba en un periódico yiddish y que su tumba está hoy cubierta de nieve.
Si tuvo descendientes, nadie sabe dónde están. Quizá murieron en la Rumanía pronazi del mariscal Antonescu: no enviaron a ningún judío a las cámaras de gas, pero mataron a cientos por asfixia en trenes de transportes, colgaron cadáveres en ganchos de matadero y fusilaron en masa... Más de 280.000 judíos y más de 10.000 gitanos exterminados.
En esa Rumanía, un trabajador del cementerio se fijó un día por casualidad en la tumba de Adolf Hittler. No importaba que se escribiera con dos tes: el efecto de la lápida daba escalofríos. Antonescu o los nazis podrían tomarlo como una provocación, y los empleados la destruyeron bien rápido. El cementerio Filantropía ha visto resquebrajar sus tumbas por bombardeos aéreos, terremotos y el olvido, pero nunca antes –ni después– por el miedo.
Pasó el tiempo y, en 1987, alguien en la comunidad judía recordó el caso y propuso reconstruir la estela del sombrerero. ¿Acaso no merecía su nombre?
–La lápida actual es diferente que la original, pero la inscripción es idéntica: teníamos una fotografía de la destruida. Y la colocamos en el mismo lugar –explica el ingeniero judío Iosif Cotnareanu, que sufrió los tiempos de Antonescu y ayudó a tallar la nueva lápida.
–¿Qué sintió al grabar el nombre de Adolf Hittler?
–Lo pusimos y ya está.
A Cotnareanu le incomoda hablar del asunto.
–Hay cosas más interesantes que esa lápida –dice. Y explica la historia de la pequeña sinagoga sefardí y su calle, conocidas como 'españolas'. Todo arrasado por los delirios urbanísticos de Ceausescu en los años ochenta.
–Ceausescu se comprometió a respetar la sinagoga española. Y un día, sin más, llegaron los bulldozers. Dicen que al rabino Moses Rozen, al saberlo, le dio un ataque al corazón.
–¿Dónde estaba esa calle?
–En el triángulo entre la plaza Unirii y el bulevar Corneliu Coposu –explica el ingeniero.
Voy hacia ese triángulo y, de camino, me detengo en la Sinagoga Grande. Las paredes de su sala central están forradas con envejecidos paneles que detallan el holocausto en Rumanía, el país que tuvo el primer teatro profesional judío del mundo.
La 'trista istorie' me la cuenta el arquitecto Aristide Streja, que también sufrió ese tiempo. Recuerda con emoción a Iancu Guttman. Lo fusilaron en un bosque junto a dos de sus hijos, pero sobrevivió y escapó. Lo descubrieron poco después con los cadáveres de sus hijos en los brazos y lo apalearon. Terminada la guerra 'subió' a Israel.
–¿Qué le trae por Bucarest? –me pregunta Streja.
–La tumba de Adolf Hittler.
–¿¿¿...???
Aristide Streja nunca había escuchado la historia del sombrerero y sus lápidas.
–Le contaré otra historia de ese nombre –explica–. Un judío llamado Adolf Hirsch le arregló un día el reloj a Adolf Hitler. Éste, en agradecimiento, le dijo que pidiera un deseo. El relojero le contestó que quería cambiarse el nombre. ‘¿No te gusta Hirsch?’, le preguntó Hitler. ‘No me gusta Adolf’, le respondió el relojero.
Streja se detiene ante el panel que detalla los niños asesinados en el último pogromo de Antonescu... “Dina, cinco años. Rozalia, tres años. Lana, un año”...
Es como la cuenta atrás de un estallido, como esa crónica de Augusto Assía en 1931: Berlín esperando extasiado a un hombre con bigotito... “Falta una hora. Falta media. Falta un cuarto –escribía–. La muchedumbre va incendiándose de pasión y creciendo como lava. Faltan cinco minutos, dos minutos (...) Se encienden los focos de los operadores de cine (...) Cuando se asoma al balcón, apretándose sus dos manos en un saludo a todo el pueblo alemán, el bulevar es una mancha negra y un grito rojo de entusiasmo que se pierde a lo lejos (...) La muchedumbre prorrumpe en un aullido frenético de júbilo (...) ¿Qué rey, qué emperador va a aparecer desfilando entre las armas del doble cordón militar?”...
“¡Charles Chaplin!”.
Era Charlot, el cómico medio gitano, que visitaba Berlín. “Tal vez jamás nadie haya sido recibido en Alemania con un fervor tan espontáneo y emocionado”, afirmaba nuestro corresponsal.
Nada es lo que parece. Dos años después, Berlín entregaría su alma a otro bigotito y Assía lo contaría en La Vanguardia (la editorial Acontravent acaba de publicar una selección de esas crónicas magistrales, 'Salt a la foscor').
Nada es lo que parece. “No soy judío, pero estaría feliz de serlo”, declaró Chaplin en 1940, durante el estreno de 'El gran dictador': Hitler bordado en celuloide.
Nada es lo que parece porque las cosas aparecen sin más. Como el nombre de un sombrerero judío. Como el bigote de un cómico gitano. Como los bulldozers de Ceausescu en la arrasada calle española: su lugar –'voilà!'– lo ocupan hoy un Zara y un Bershka.
Nada es lo que parece, aparece o desaparece. Ni siquiera para la imaginación de 1933.
“Tal vez nunca estuvo Hitler más lejos del poder que ahora. Me refiero al Hitler nacionalsocialista, al estupendo demagogo electrizador de muchedumbres”, escribía Assía el 2 de febrero de ese año, dos días después de que Hitler fuera nombrado canciller.
“Las grandes masas obreras y campesinas que le siguieron un momento le vuelven ahora la espalda en bandadas”, aseguraba siete días después.
“A Hitler, su enorme movimiento le puede servir para muchas cosas, pero no para instaurar una dictadura”, escribía veintiún días después.
Parecía una cosa y fue otra. Porque alguien acabó sacando el lado oscuro de la chistera... “Dina, cinco años. Rozalia, tres años. Lana, un año”...
Hoy, unas cortinas cubren los paneles del holocausto cada vez que hay plegarias en la sala principal de la Sinagoga Grande.
Hoy, en la calle Lipscani, frente al Banco Nacional, un hombre intenta sacarse unos leis vestido de Charles Chaplin.
Camina sobre la nieve como el sepulturero Stefanescu: helado de melancolía. Arrastra su ternura dándole a 'El Danubio azul' en un organillo y tiene un periquito verde que elige al azar papelitos doblados que adivinan el porvenir. “Parece usted una persona sensible y desilusionada. Tendrá que luchar por tu felicidad”, dice el papel que me saca el pájaro con Charlot estirando 'El Danubio azul' hasta la saciedad.
“Muchos periodistas y corresponsales –escribía Augusto Assía, rendido, el 20 de mayo de 1933– empiezan a concentrarse en las fronteras para presenciar los trabajos de atrincheramiento y defensa con que los pueblos empiezan a ‘cavar el porvenir’”.
La chistera es infinita...
Adolf Hittler era judío. El Danubio nunca ha sido azul. El corresponsal de La Vanguardia acabó encarándose a Joseph Goebbels en una rueda de prensa.
Y cuando el Charlot de la calle Lipscani se levanta el sombrero para saludar, aparece dentro –'voilà'!– un ratoncito blanco.
fuente: vanguardia.es